Los medicamentos utilizados para tratar las enfermedades respiratorias son muy diversos y cada uno de ellos tiene unas características y una función diferente. Entre sus funciones destacan:

  1. Reducir el cierre de las vías respiratorias.
  2. Liberar el aire atrapado en los pulmones.
  3. Disminuir la hinchazón e irritación.
  4. Reducir la cantidad de secreciones producidas.
  5. Ayudar a eliminar las secreciones.
  6. Combatir las infecciones.
  7. Prevenir o tratar exacerbaciones.
  8. Mejorar el trabajo o funcionamiento pulmonar.
  9. Aportar mayor calidad de vida al paciente.

Según la función de los medicamentos podemos clasificarlos en:

BRONCODILATADORES

Función

Abren las vías aéreas

Tipos

De rescate

Se usan en las crisis

Administración inhalada

Hace efecto a los 2-5minutos

Efecto dura unas horas

De mantenimiento

Se usan a diario

Administración inhalada

Hace efecto a los 5-20 minutos

Efecto dura  más 12 h

MUCOLÍTICOS

Función

Ayudan a que el moco sea menos espeso favoreciendo su eliminación

Administración

Jarabes / sobres / comprimidos efervescentes

ANTITUSIVOS O SUPRESORES DE LA TOS

Función

Útil para eliminar la tos

Administración

Jarabe y/o pastillas

Precaución

NO debe tomarse si se oyen flemas al toser

ANTIBIÓTICOS

Función

Eliminan infección bacteriana

Administración

Pastillas / sobres / jarabes

Los broncodilatadores son por vía inhalada, es decir, que se administran utilizando la respiración del paciente, para que sean más eficaces y lleguen directamente al pulmón.

Si se administra el medicamento mientras que cogemos aire (inhalación o inspiración),  sus partículas viajarán hasta las vías respiratorias que es la zona a tratar. Además la acción del fármaco es más o menos inmediata, pueden utilizarse dosis bajas y tienen pocos efectos secundarios.

En cambio, los medicamentos en forma de pastillas, sobres… pasan primero al estómago y de ahí a la sangre que lleva el medicamento al lugar en el que se precisa. Todo ello retrasa la acción del medicamento, por lo que la administración de la medicación respiratoria en este formato no es adecuada.

Uno de los mayores problemas que genera la medicación en este formato es que la realización de las técnicas inhaladas no son fáciles para todos los pacientes, los cuales, en muchas ocasiones no lo hacen correctamente, lo que implica que la medicación no haga el efecto deseado y que los pacientes, por la dificultad y la falta de efectos beneficiosos, dejen de tomarla.

Para que cierto tipo medicación pueda tomarse por vía inhalada hay que crear un aerosol, es decir, una suspensión de partículas líquidas o sólidas en un gas. La manera de conseguirlo es utilizando dos dispositivos

  1. Nebulizador: generan aerosoles de partículas líquidas.
  2. Inhaladores: producen aerosoles desde partículas sólidas, inhaladores convencionales, o líquidas, inhaladores Modulite.

En otros casos se pueden tomar en polvo, como es el caso de los inhaladores de polvo seco

El médico pautará una forma de administración u otra dependiendo de la edad, la historia médica, la gravedad de la enfermedad, la frecuencia de los síntomas y de su utilización y de la facilidad de manejo del paciente. La gran mayoría de las medicaciones pueden aplicarse de más de una manera, por lo que hay que ver cuál es la mejor para cada uno de los pacientes.

Los nebulizadores

Estos dispositivos, en función de cómo conviertan el líquido en aerosol, serán de tipo Jet o Ultrasónico, pero el funcionamiento es similar en ambos casos.

Antes de su utilización el paciente debe de:

  1. Lavarse las manos y secarlas correctament.
  2. Comprobar que el dispositivo está enchufado.
  3. Preparar el fármaco como lo ha pautado su médico o enfermera.
  4. Echar el fármaco en la cazoleta.
  5. Sentarse o incorporarse si está en cama.
  6. Ponerse correctamente la mascarilla o boquilla.
  7. Realizar la nebulización con el oxígeno conectado, si lo tiene prescrito como tratamiento en tu domicilio.

Durante la nebulización, cuya duración aproximada es de unos 10-15 minutos, el paciente  respira lentamente por la boca a través de la boquilla o de la mascarilla hasta que se acabe el fármaco.

Una vez se termine la de hacer la nebulización el paciente deberá:

  1. Lavarse bien los dientes y/o enjuagarse varias veces la boca
  2. Limpiar la cazoleta con agua y jabón.
  3. Aclarar y secar el nebulizador.
  4. Guardar el dispositivo protegido del polvo.

Como todo, la utilización de nebulizadores tiene sus ventajas y sus inconvenientes:

Ventajas

Desventajas

Fácil de usar

Precisa estar enchufado para utilizarlo.

Recomendable para niños y mayores

Son un poco ruidosos.

Su limpieza y conservación es sencilla

Suele depositarse mucho fármaco en la boca

Se administran dosis más altas de medicamento en menos tiempo

Son complicados de transportar, aunque cada vez los diseños son más pequeños.

Llega menos medicamento a los pulmones, quedándose mucho en laringe y faringe.

Puede provocar irritaciones.

Los inhaladores

Los inhaladores existentes hoy en día son muy diversos y cada vez más fáciles de usar. Los más frecuentes son:

Cartucho presurizado convencional o Modulite:

 

Ventajas

Desventajas

Es pequeño y ligero

Es complicado coordinar la inhalación y el disparo.

Multidosis

Muchos pacientes y sanitarios no saben utilizarlo correctamente.

Su limpieza y conservación es sencilla

Suele depositarse mucho fármaco en la boca

Barato.

Solo entre un 9 y un 15% del fármaco llega a los alveolos.

No se puede controlar el número de dosis utilizadas.

Nocivo para el medio ambiente

Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR

Cartucho presurizado convencional con cámara espaciadora:

 

 

Ventajas

Desventajas

No hay que coordinar la inhalación con la pulsación, por lo que es más sencillo.

Más incómoda de transportar porque ocupan bastante espacio.

Llega más medicamento a los pulmones.

Por la energía estática el medicamento se queda pegado a sus paredes, perdiéndose dosis.

Se deposita menos fármaco en la boca y faringe.

Su uso no disminuye el daño ambiental producido por los CFC del cartucho presurizado.

No pueden ponerse todos los cartuchos a todas las cámaras.

No todas están financiadas por la Seguridad Social.

Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR

Una vez hayamos finalizado, debe de desmontarse la cámara, lavarla con agua y jabón y dejarla secar al aire.

Cartucho de autodisparo: Autohaler y Easybreath

Ventajas

Desventajas

No hay que coordinar la inhalación con la pulsación, por lo que es más sencillo.

Puede dispararse accidentalmente.

Fácil utilización.

No tiene contador de dosis disponibles o utilizadas.

Se recomienda tanto para niños como para mayores.

Entre inhalaciones hay que acordarse de subir y bajar el gatillo.

Es nocivo para el medio ambiente

Para administrarlo hay que:

  1. Destapar el inhalador.
  2. Agitar enérgicamente.
  3. Subir el gatillo o abrir el dispositivo
  4. Espiración máxima.
  5. Situar el sistema en la boca e  inspirar profundamente.
  6. Aguantar la respiración 10 segundos.
  7. Cerrar el dispositivo y guardar o repetir en el caso de una nueva dosis.
  8. Finalmente, enjuagarse la boca y tirar el líquido del enjuague.

Respimat

Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR
Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR

Inhaladores de polvo seco

Ventajas

Desventajas

Buen depósito del medicamento en el pulmón.

La inspiración tiene que ser fuerte.

Uso sencillo.

Mucho medicamento puede quedarse en la boca y la garganta.

No precisa coordinación.

Sensible a la humedad.

Buen control de dosis.

Respetuoso con medio ambiente.

En función de cómo se almacena el principio activo pueden ser multidosis o monodosis:

MULTIDOSIS

Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR
Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR
Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR
Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR
Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR
Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR
Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR
Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR
Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR
Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR

MONODOSIS

Fuente: Convivir con la EPOC. SEPAR

Los inhaladores inteligentes

Los inhaladores inteligentes son los mismos dispositivos utilizados en las patologías respiratorias pero conectados un sensor especial al inhalador que es capaz de recoger y almacenar datos y de avisar cuándo se tiene que tomar el paciente la medicación mediante luces o sonidos. Todo ello manejado a través de una app para móviles que se conecta por bluetooth a este sensor. Este sistema contabiliza las veces que el inhalador ha sido tomado, lo que permite llevar un registro de la adherencia al tratamiento.

Para resumir RECUERDA que:

  1. Hay que lavarse las manos siempre antes y después de tomar la medicación.
  2. SIEMPRE hay que aguantar la respiración durante unos 10 segundos para que el medicamento llegue hasta la parte más lejana de los pulmones y haga mayor efecto. Da lo mismo que usemos cartucho presurizado con o sin cámara, inhaladores de polvo seco… SIEMPRE hay que hacerlo.
  3. Después de las inhalaciones, da igual con el dispositivo que se hagan,  SIEMPRE hay que hacer una buena limpieza bucal (lavado de dientes y enjuagues).
  4. NUNCA se debe de dejar de tomar una medicación si no lo ha pautado un médico, aunque uno se encuentre bien.
  5. Si el manejo de un inhalador resulta dificultoso se debe consultar al médico la posibilidad de cambiarlo o de ser instruido en su correcta utilización.
  6. El paciente SIEMPRE tiene que llevar su medicación de rescate consigo

Última actualización: