Última actualización:

¿Qué es la oxigenoterapia?

La oxigenoterapia es un tratamiento antiguo, pero continúa siendo una medida importante en el manejo del paciente con enfermedad respiratoria muy evolucionada.

Pretende mantener la necesaria oxigenación de la sangre para mantener la oxigenación de los tejidos. Puede recomendarse de forma  continua o crónica, durante la realización de ejercicio, para alivio de la disnea aguda, y durante el sueño.

¿Por qué se utiliza en enfermedades respiratorias? Muchas enfermedades respiratorias se caracterizan porque el intercambio gaseoso del pulmón no se realiza correctamente. El pulmón es incapaz de captar el oxígeno adecuadamente del aire respirado y pasarlo a la sangre, apareciendo lo que se denomina insuficiencia respiratoria.
Pruebas para calcular el nivel de oxigeno en la sangre

 

  • Gasometría arterial Consiste en extraer sangre de la arteria y medir la concentración de oxígeno.
  • Pulsioximetría Consiste en poner un pequeño aparato en el dedo del paciente que va calculando la saturación de oxígeno de la hemoglobina en los capilares. Es la más utilizada ya que su molestia es mínima para el paciente.

¿Quién recibe el tratamiento?

Esta indicado tratar con oxígeno de forma aguda a cualquier enfermo respiratorio que presente unas cifras de oxígeno en sangre arterial por debajo de 50 mmHg determinado en una gasometría arterial.

¿Qué es la oxigenoterapia crónica domiciliaria?

La oxigenoterapia crónica domiciliaria (OCD) es un tratamiento con oxígeno suplementario para pacientes que carecen de buena oxigenación (hipoxemia).

La prescripción de la OCD debería realizarse en base a los valores de la gasometría arterial, y puede ser con cilindro de oxígeno, oxígeno líquido, o concentrador de oxígeno, y usando un sistema de liberación como mascarillas faciales, clips nasales, o catéter transtraqueal.

Las mascarillas faciales permiten asegurar una concentración fija de oxígeno, y son el sistema de elección en la mayoría de los enfermos, precisan de un menor control que los otros sistemas (clips nasales y catéter transtraqueal), si bien tienen el inconveniente de tener que retirarse durante la ingesta o la conversación.

El efecto de la oxigenoterapia está en relación con la duración de la administración. Un tiempo igual a 15 horas/día ha demostrado aumentar la supervivencia en pacientes con insuficiencia respiratoria crónica, y producir un franco beneficio, no recomendándose periodos de tiempo inferiores a 12 horas.

Beneficios de la oxigenoterapia domiciliaria

  • Está demostrado que la oxigenoterapia crónica prolonga la sobrevida del paciente.
  • Disminuye la sobrecarga y el trabajo del corazón.
  • Reduce el esfuerzo respiratorio.
  • Mejora el sueño, estado de ánimo, el nivel de alerta y la memoria.
  • Aumenta la energía, visible en las habilidades para realizar las actividades normales.
  • Reduce ingresos hospitalarios y visitas de urgencia a servicios de guardia.

La oxigenoterapia continua generalmente usa concentradores de oxigeno durante 15 horas diarias (Long Term Oxygen Therapy, LTOT) y es el tratamiento estándar establecido para pacientes con estados severos de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y/o hipoxemia crónica estable.

Hay tres formas de abastecimiento para la oxigenoterapia domiciliaria

Cilindros o botellas. Almacenan oxígeno a presión. Éste se suministra a través de un regulador de presión y caudal. La botella debe reponerse regularmente: el manómetro del regulador le indica cuándo debe avisar a su suministrador.

Concentrador y concentrador portátil. Es la forma más cómoda si usted sigue el tratamiento en casa. Además tendrá a su disposición una botella de oxígeno de emergencia para ser utilizada únicamente en los dos casos siguientes: avería del concentrador o fallo continuado de suministro eléctrico.

Tanque de oxígeno líquido y mochila portátil. Es la forma más adecuada para aquellas personas que pueden desarrollar cualquier actividad profesional o social fuera de su domicilio. Mantiene el oxígeno en forma líquida que se gasifica en el momento del suministro. Sea cual fuera la forma de suministro siempre siga las normas de seguridad y de mantenimiento indicadas por su suministrador y por el equipo sanitario que lo atiende.

El profesional médico recomendará el sistema más apropiado.

Es importante señalar que usted no obtendrá ningún beneficio a largo plazo usando oxigenoterapia, si sigue fumando o si en caso de necesitar oxigenoterapia continua  utiliza el concentrador de oxígeno menos de 15 horas al día.

Para más información visite las siguientes páginas:

http://www.saludalia.com/Saludalia/servlets/contenido/jsp/parser.jsp?nombre=doc_oxigenoterapia1

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000048.htm