23 Jul
  • By Lovexair
  • Cause in

Nutrición y salud pulmonar en enfermedades respiratorias crónicas

Ya Hipócrates, considerado padre de la medicina moderna, nos hablaba hace más de 2.400 años de de la importancia de la alimentación para la salud. Famoso es su aforismo “sea el alimento tu medicina y la medicina tu alimento”.

Las enfermedades respiratorias crónicas como EPOC, entre otras; en su gran mayoría, tienen su origen en la interacción de factores genéticos y ambientales como la contaminación, el tabaco y, como no, en la dieta. Cada vez son más los estudios que nos demuestran que la nutrición influye en su desarrollo. Además, tanto el sobrepeso como un peso por debajo de lo normal pueden tener consecuencias negativas para nuestra salud pulmonar

¿Qué conocemos cómo alimentación saludable?

Una dieta saludable es aquella que incluye alimentos de todos los grupos de la pirámide alimenticia en su justa medida.

Algunos consejos para conseguirlo son:

  1. Todos los días consume verduras, hortalizas, cereales, pan y patatas.
  2. Toma fruta fresca a diario y si una de ellas es un cítrico (naranja, mandarina…) mejor.
  3. Dos veces por semana consume legumbres, pero ojo con los acompañamientos no te excedas con el chorizo, morcilla, tocino… cocínalas con verduras.
  4. Cocina y aliña con aceite de oliva, intenta olvidar las salsas y mantequilla.
  5. A diario toma lácteos bajos en grasa.
  6. Deja hueco en tu mesa al pescado varias veces a la semana.
  7. La carne debe ser magra mientras que el consumo de carnes grasas se recomienda ocasional.
  8. Condimenta con hierbas aromáticas, vinagre, ajo, cebolla y/o limón y evita todo lo que puedas la sal.
  9. Evita lo más que puedas el consumo de dulces, bollería industrial y comida rápida.
  10. No consumas bebidas alcohólicas ni azucaradas.
  11. Bebe unos 2 litros de agua al día.

Además de esto, recuerda que tiene que desayunar como un rey, como un príncipe y cenar como un mendigo de manera que esta última comida sea la más ligera. A media mañana y media tarde toma un tentempié sano y equilibrado.

Y no te olvides de mantenerte lo más activo posible, el sedentarismo es uno de nuestros peores enemigos.

Cómo me ayuda la dieta si soy una persona con una enfermedad respiratoria.

Un elevado consumo de alimentos altamente procesados puede acelerar la reducción de la función pulmonar.

El consumo de fruta y verdura junto con las vitaminas A, D, E y cinc parece ser que tiene un efecto protector sobre el asma. Hay estudios que demuestran que los niños de 6 años con niveles bajos de vitamina D son más propensos a desarrollar alergias y asma. Lo mismo ocurre con las personas obesas.

Las personas con EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) pueden mejorar sus síntomas y su función pulmonar si consumen alimentos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Para reducir el riesgo a padecerla es necesario tener una dieta rica en fruta, verdura, pesado y productos integrales. El incremento de la fibra en la dieta también reducirá la dieta y los síntomas. Mientras que consumir carnes crudas se asocia a un empeoramiento de los síntomas y a un aumento de los ingresos hospitalarios.

Un bajo índice de masa corporal en estas personas es un indicador de malos resultados, mientras que un poco de sobrepeso puede llegar a tener efectos protectores.

En la EPOC también tiene mucha importancia la cantidad de alimentos que ingerimos en cada comida. Para estas personas respirar les supone un gasto energético importante, si a esto le unimos una comida copiosa la situación se complica puesto que esta digestión también va a requerir de un gran aporte energético, por lo que si unimos los dos factores nos produce una importante sensación de ahogo. Por esto las personas con EPOC, y en general, todas las personas con enfermedades respiratorias, deben evitar este tipo de comidas y hacer pequeñas y frecuentes comidas a lo largo del día.

Un alto consumo de fruta y verdura también protege del cáncer del pulmón, mientras que los suplementos vitamínicos no.

La malnutrición también afecta negativamente a las personas con fibrosis quística, por lo que es fundamental controlar su dieta y peso. En el caso de afectación del páncreas sería necesario llevar una dieta alta en calorías y añadir suplementos pancreáticos.

La obesidad es un factor de riesgo para la apnea del sueño, ya que está presente en el 60-90% de las personas con esta enfermedad. Igualmente aumenta la incidencia de embolismo pulmonar, ya que las personas obesas suelen tener coágulos en la sangre que pueden obstruir uno o más vasos sanguíneos pulmonares. Perder peso y cambiar la alimentación ayudarán a minimizar este riesgo y disminuir sus consecuencias.

Las infecciones respiratorias como las neumonías también se ven influidas por nuestra alimentación, la malnutrición aumenta el riesgo de muerte y el déficit de vitamina D es un factor de riesgo que facilita el desarrollo de todas ellas.

¿Qué dieta debo llevar para tener una buena salud pulmonar?

Son necesarios más estudios para conocer exactamente cómo la alimentación puede ayudar a nuestro aparato respiratorio, pero lo que está claro a día de hoy es que para mantener una buena salud pulmonar es necesario:

  1. Consumir mucha verdura y fruta.
  2. Reducir el consumo de sal.
  3. Restringir los ácidos grasos omega 6 y las grasas transgénicas.
  4. Garantizar la ingesta de ácido grasos omega 3 esenciales tomando soja, vegetales de hoja verde, pescado azul y marisco.
  5. Tomar alimentos ricos en antioxidantes como el brócoli y el tomate.
  6. Consumir alimentos ricos en magnesio como las nueces, semillas, espinacas…
  7. Mantenernos activos y hacer ejercicio moderado unos 30 minutos al día como poco.

Si tienes dudas sobre enfermedades respiratorias, puedes contactar con nuestros coaches (un equipo de fisioterapeutas especializados en respiratorio) que te aconsejarán o derivarán cuando sea necesari oa través de nuestra línea Conciencia, posible gracias al apoyo de Boehringer Ingelheim España.

Referencias:

 

https://www.europeanlung.org/es/enfermedades-pulmonares-e-informaci%C3%B3n/factores-de-riesgo/la-dieta-y-la-nutrici%C3%B3n

https://www.saludcastillayleon.es/es/salud-estilos-vida/alimentacion-saludable/informacion-comer-bien-llevar-dieta-equilibrada

https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-enfermedad-pulmonar-obstructiva-cronica-epoc–X0213932416474622

https://www.alimmenta.com/dietas/epoc-enfermedad-pulmonar-obstructiva-cronica/

Última actualización: