12 Jun
  • By Lovexair
  • Cause in

La falta de actividad y el aumento de peso durante el confinamiento ¿ Afectan a mi respiración?

He ganando peso por el confinamiento, ¿esto afecta a mi respiración?

Tanto el sobrepeso como estar por muy por debajo de nuestro peso es perjudicial para nuestra salud y, por lo tanto, influye en nuestra respiración.

Para respirar, la persona con sobrepeso u obesidad realiza un esfuerzo excesivo al tener que movilizar una caja torácica (pecho) más pesada. Su diafragma, debido a la grasa acumulada en el abdomen, no puede moverse adecuadamente durante la respiración. Esto produce que las respiraciones sean superficiales, por lo que no entra el suficiente aire a los pulmones, llega poco oxígeno a nuestra sangre y no somos capaces de expulsar adecuadamente el dióxido de carbono que se forma en nuestro cuerpo.

La obesidad puede provocar sensación de ahogo ante mínimos esfuerzos, confusión, embotamiento e, incluso, pérdida de conciencia.

Debido a esto es necesario controlar nuestro peso para que se encuentre dentro de los valores saludables.

En estos momentos de confinamiento y desescalada, donde todos los caminos parecen llevar a la nevera, tenemos que redoblar esfuerzos y procurar no aumentar nuestro peso. La inactividad que nos hemos visto obligados a llevar no ayuda a cumplir este propósito, pero hay que buscar las maneras de conseguir mantenernos activos ya sea haciendo deporte o desde casa si todavía no podemos salir o ante posibles rebrotes. 

Seguro que durante estos días has aumentado el tiempo de hablar por teléfono, intenta hacerlo con uno inalámbrico o móvil y camina por las habitaciones de tu casa mientras hablas.

Otra forma de estar activo es caminar por casa durante los periodos de anuncios del programa que estés viendo en la televisión, no hagas zapping y levántate para caminar.

Seguro que muchos de nosotros tenemos en casa una bicicleta estática que funciona muy bien como perchero, ahora es momento de utilizarla para lo que en verdad fue fabricada, así que sube y pedalea. El pedalier también puede ser una buena opción.

Ahora que ya podemos salir a la calle podemos empezar a reanudar nuestra actividad física, para ello ten en cuenta las medidas de protección necesarias y sal a ejercitarte.

Las personas con problemas respiratorios tienen que tener en cuenta su saturación de oxígeno y pulso antes y después de hacer ejercicio, controlar su respiración y su sensación de ahogo (disnea) en todo momento.

Si tienes dudas de cómo retomar tu actividad física o cómo empezar a ser una persona activa, puedes contactar con nuestros Coaches HappyAir a través de la Línea Conciencia, y el apoyo de Boheringer Ingelheim. Ellos te ayudarán a solventar tus dudas, incluso pueden diseñar un plan de entrenamiento individualizado para ti si te inscribes en HappyAir.

Gracias a su plataforma digital de cuidados integrales controlarán tu salud a diario y tu evolución. ¡No dejes escapar esta oportunidad!

https://www.consumer.es/salud/problemas-de-salud/peso-influye-en-respiracion.html

https://kidshealth.org/es/teens/obesity-esp.html

https://issuu.com/separ/docs/convivir_con_la_epoc?e=3049452/38922725

Última actualización: