07 Mar
  • By LovexairAdministrador
  • Cause in

El oxigeno, sus niveles y la oxigenoterapia. Píldoras formativas

La importancia del oxígeno

Una persona puede vivir varios días sin alimentarse pero sólo escasos minutos sin respirar. El oxígeno es vital para los seres vivos y gracias a él consigue la energía necesaria para que el organismo funcione correctamente.

Cuando una persona respira coge oxígeno del aire y lo introduce en el aparato respiratorio. Este gas circula por todo el sistema hasta llegar a los alveolos, que son unos pequeños saquitos que se encuentran en el interior de los pulmones. En los alveolos el oxígeno pasa a la sangre para que se distribuya por todo el cuerpo y este pueda funcionar. Mientras, el dióxido de carbono de la sangre, que es el gas de desecho que ha producido el cuerpo, pasa a ellos para ser eliminado en la respiración.

¿Qué ocurre cuando los niveles de oxígeno son bajos?

El nivel bajo de oxígeno en sangre se llama hipoxemia. Cuando se produce puede ocurrir lo siguiente:

  • Aumento de la frecuencia cardiaca: El corazón intentará bombear más sangre para hacer llegar más oxígeno a todo el organismo. Este sobreesfuerzo al que se ve sometido el corazón provocará un aumento de su tamaño y un debilitamiento.
  • Aumento de la frecuencia respiratoria: Los pulmones intentarán ventila más rápido para intentar introducir la mayor cantidad de oxígeno posible en el organismo. Para ello utilizará todos los músculos respiratorios para intentar aumentar la capacidad pulmonar.
  • Aumento de la tensión arterial y pulmonar
  • Aparición de sensación de ahogo (disnea) frente a esfuerzos físicos.
  • Falta de concentración y pérdidas de memoria.

¿Cómo se sabe que una persona tiene unos niveles adecuados de oxígeno en sangre?

La prueba que nos ayuda a determinar si la cantidad de oxígeno en sangre es la adecuada o, si por el contrario, se está produciendo una insuficiencia respiratoria es la gasometría arterial. Consiste en sacar sangre de una arteria para ver los niveles de oxígeno y de dióxido de carbono presentes en ella.

También es de utilidad realizar una pulsioximetría. En esta prueba se coloca un pequeño dispositivo en el lóbulo de la oreja o en el dedo y sirve para medir la saturación de oxígeno aproximada en sangre, pero no nos da resultados sobre el dióxido de carbono.

Con estos resultados el médico tendrá los datos necesarios para valorar si es preciso o no la prescripción de oxigenoterapia.

¿Qué es la oxigenoterapia?

La oxigenoterapia es un tratamiento médico que consiste en la administración  extra de oxígeno, con la intención de tratar o prevenir los síntomas y las manifestaciones de su déficit en el organismo.

Con el tratamiento de oxigenoterapia a largo plazo se consigue:

  • Disminuir la hipertensión pulmonar y arterial.
  • Mejorar el estado de alerta.
  • Mejorar la condición física: La sensación de ahogo disminuirá.
  • Mejorar el estado psicológico.
  • Mejorar la calidad de vida.
  • Disminuir el número de ingresos hospitalarios.

Este tratamiento suele comenzarse su administración en el hospital durante un ingreso ante una situación de insuficiencia respiratoria pero en muchas ocasiones, sobre todo si este problema se vuelve crónico, es necesario llevarlo a cabo en el domicilio ya sea por un periodo de tiempo limitado o ilimitado.

En el domicilio suele administrarse durante unas 16 horas mínimo y en ningún caso sustituye al resto del tratamiento. El flujo de oxígeno a administrar y la cantidad de tiempo que se aplica será prescrito y controlado generalmente por un neumólogo. Cada caso será estudiado individualmente y se realizará la prescripción precisa.

 

Ver otras píldoras formativas.

Más información sobre Oxigenoterapia.

Para estar al día de la actividad de La Fundación Lovexair y de informaciones relacionadas con enfermedades respiratorias subscríbete a nuestro boletín.