25 Oct
  • By LovexairAdministrador
  • Cause in

Vacunas y enfermedades pulmonares. Hoja informativa de la European Lung Foundation

Introducción

Las vacunas son el medio más común para inmunizar a una persona contra una infección. Desde finales del siglo XVIII, los investigadores han trabajado en el desarrollo de vacunas para prevenir ciertas enfermedades. En algunos casos, las vacunas han logrado erradicar exitosamente enfermedades en ciertas áreas. Un ejemplo es la polio, que desapareció en Europa; y la viruela, que se erradicó en todo el mundo en la década de 1970. Las vacunas funcionan administrando a una persona una sustancia que contiene partes muy pequeñas o una forma debilitada de un agente infeccioso, como un virus o bacteria. Suele hacerse a través de una inyección. El virus o la bacteria estimulan el sistema inmune del cuerpo para producir anticuerpos. Posteriormente, estos anticuerpos pueden reconocer y destruir la infección cuando están expuestos a ella. De esta forma esto ayuda a proteger a una persona contra el desarrollo de la enfermedad infecciosa determinada si entra en contacto con ella en el futuro. Quienes padecen una enfermedad pulmonar, corren un mayor riesgo de desarrollar infecciones en las vías respiratorias y es importante que se protejan en el mayor grado posible, recibiendo las vacunas que les recomiende su profesional sanitario.

¿Cuáles son las principales vacunas disponibles contra las enfermedades pulmonares?

Vacuna contra la gripe

La vacuna contra la gripe es muy importante para personas con riesgo de desarrollar una infección grave. Padecer una enfermedad pulmonar aumenta el riesgo de infección grave, las complicaciones y la posibilidad de hospitalización a causa de la gripe.

Seguir leyendo en la hoja informativa.