09 Nov
  • By LovexairAdministrador
  • Cause in

Píldoras formativas. El lavado de manos

El lavado de manos es uno de los aliados más importantes a la hora de prevenir muchos tipos de enfermedades infecciosas y, como no, las respiratorias como la gripe, la neumonía, la bronquiolitis… Una acción tan simple como lavarse las manos con agua y jabón puede salvar vidas y en España tenemos la suerte de tener fácil acceso a estos medios, al contrario de lo que ocurre en otras partes del mundo donde cada año 3.5 millones de niños y niñas no llegan a cumplir los 5 años debidos a enfermedades como la neumonía y la diarrea.

Cuándo

Por ello la sociedad debe de concienciarse de su importancia y realizarlo, sobre todo en momentos críticos como:

  • Antes de preparar o manipular alimentos o bebidas.
  • Antes de comer o beber.
  • Tras usar el inodoro.
  • Después de cambiar los pañales de un bebé.
  • Tras tocar animales o tierra.
  • Tras toser o estornudar y llevarnos las manos a la boca o cara.
  • Al quitar o poner las lentillas.
  • Después de haber viajado en transporte público o estar en entornos colectivos y hospitales.
  • Tras tocar barandillas, pomos de puerta o mesas sucias.
  • Después de coger objetos del suelo.
  • Tras la jornada laboral.
  • Tras llegar a casa.
  • Siempre que estamos en contacto con personas enfermas o si vamos a tocar a lactantes o ancianos.

Cómo

Pero lavarnos las manos no es sólo echarnos un poquito de jabón, frotar dos segundos y aclarar. Lavarse las manos, según la OMS, requiere al menos 20 segundos para hacerlo correctamente.  Si las manos están muy sucias habría que dedicar entre 40 y 60 segundos a la acción. Los pasos a seguir son:

lavadomanos_1lavadodemanos_2

Lavadodemano_3

Concienciarse

Desde todas las instituciones y entornos tiene que promoverse el lavado de manos, da igual que estemos en una oficina, en casa o en el colegio, esta acción tiene que convertirse en un acto habitual de nuestro día a día.

Los profesores y educadores de lo más pequeños, en el colegio y guardería, y los padres en casa  tienen un papel fundamental en este caso para convertir el lavado de manos en una buena costumbre, la cual, al ser adquirida en las edades tempranas, será fácil mantenerla a lo largo de la vida.