15 Sep
  • By LovexairAdministrador
  • Cause in

Los primeros colaboradores de la Fundación reciben formación en espirometrías

formacion-colaboradoresLa Fundación Lovexair ya ha comenzado la formación específica de sus primeros colaboradores, profesionales de enfermería y fisioterapia principalmente. En concreto, 12 sanitarios (7 fisioterapeutas y 5 enfermeros) asistieron al primero “Taller de actualizacion en espirometrias para Fisioterapeutas y Enfermeros”, impartido en Madrid por el Dr. Felip Burgos Rincon, PhD por la Universidad de Barcelona; MsC Master en Respiratorio por las Universidad de Barcelona y Pompeu Fabra RN Enfermero.

Este es el primer paso que da la Fundación para comenzar en breve a realizar campañas de realización de espirometrías a mayor escala. Es imprescindible que quienes la realicen tengan los conocimientos necesarios para efectuarlas correctamente, evitándose el riesgo de mala interpretación y clasificación de los resultados, lo que puede implicar un alto grado de repetición de las pruebas.

La espirometría es una prueba básica para el estudio de la función pulmonar, la cual mide el aire que un individuo puede movilizar durante una maniobra de inspiración o espiración, en relación al tiempo. La espirometría es una prueba de valor inestimable para el cribado de la salud respiratoria en general, de la misma manera que la tensión arterial proporciona una importante información sobre la salud cardiovascular general.

La realización de las espirometrías en muchas ocasiones es incorrecta porque los profesionales no “pierden el tiempo” en explicar al paciente tranquilamente cómo realizarla y mostrárselo; en muy pocos sitios se efectúan los tres intentos válidos obligatorios para poder interpretarla. En EEUU la espirometría es totalmente imprescindible para conseguir una incapacidad laboral.

De los 13 asistentes al curso, incluyendo al profesor, a 9 de ellos les habían realizado un electrocardiograma (ECG) en su vida, lo que supone un 70%. Mientras que sólo a 5 les habían hecho una espirometría (38%). Porcentajes que se corresponden con lo que ocurre en la calle. Es evidente que el uso del ECG está muy extendido si bien su valor preventivo es escaso, ya que el resultado de un ECG hoy puede ser perfecto y mañana sufrir un infarto. En cambio la espirometría, cuyo resultado tiene un alto valor preventivo, está infrautilizada y es la gran desconocida entre la población general.