08 Feb
  • By LovexairAdministrador
  • Cause in

La epoc: sin pulmones no hay ópera que se cante o flauta que suene. Efe Salud

Patrocinio, que padece epoc grave en estadio 3-4, no puede inflar siquiera un globo, pero encuentra un gran consuelo en la música clásica y en la ópera. Aunque le cueste soportar a su ‘minilola’, asiste una vez por semana a las clases de Irene de Juan Bernabéu, una gran concertista de piano.

Irene de Juan fue profesora asistente de Piano clásico de la Universidad de Rótterdam y actualmente se encarga de la dirección y la formación pianística en Urkalia Centro de Música.

Su labor de investigación destaca por sus tesis artísticas sobre Chopin y sus cuatro baladas o el período tardío de Beethoven y su relación con la Filosofía Idealista.

También ofrece conferencias destinadas a difundir la cultura de la música clásica en nuestra sociedad, tan privada de los sonidos más portentosos del ser humano y tan ensimismada en los circulitos que se forman algunos fumadores al exhalar el humo por la boca.

A Patrocinio no le queda más remedio que admirar la voz de Tamino, enamorado de Pamina, o la de la Reina de la Noche, enemiga de Sarastro. El uno siente su corazón lleno de emoción por Pamina y la otra es capaz de vender el alma de su hija a Monostatos.

Sus pulmones son sus pulmones… aunque solo sea por un área del primer acto.

“¡Quién los pillara!, con la mitad me conformo”, reclama.

Quiero saber más sobre EPOC.

Para estar al día de la actividad de La Fundación Lovexair y de informaciones relacionadas con enfermedades respiratorias subscríbete a nuestro boletín.

 

TAGS: ,