06 Ene
  • By LovexairAdministrador
  • Cause in

Con los dedos vacíos. Carmen Rigalt

Contra la creencia general, el día 1 de enero no empieza nada. Todo lo más, suma y sigue. En 2015 mi único propósito fue no hacerme propósitos y en ello ando. No me gustan los propósitos, nunca me han gustado, ni siquiera cuando fui consciente de que debía dejar el tabaco para no caer en lo irremediable. Hace un año y medio de aquello, y todavía me cuesta hablarlo. No me reconozco en la tipa que soy ahora, esa mujer con los dedos vacíos a la que algunos dispensan trato de heroína o compadecen con palmaditas en la espalda.

Pensé que al dejar de fumar mi vida emprendería derroteros nuevos, pero no era verdad. El tabaco fue seguramente el causante del ictus que dejó mi vista fuera de juego. Eso al menos opina mi médico y eso opino también yo, por la cuenta que me trae.

Seguir leyendo en El Mundo.

 

Para estar al día de la actividad de La Fundación Lovexair y de informaciones relacionadas con enfermedades respiratorias suscríbete a nuestro boletín.