04 Ago
  • By LovexairAdministrador
  • Cause in

¿Cómo puede afectar el aire acondicionado a nuestra salud?

El uso continuado del aire acondicionado puede generar alteraciones en nuestro organismo, como sequedad de la piel, conjuntivitis, problemas musculares (contracturas) y nerviosos (ciática)… Pero las consecuencias más importantes de un uso incorrecto son otras.

Los cambios bruscos de temperatura que soportamos al pasar del exterior al interior de un edificio climatizado, o viceversa, pueden dar lugar a mareos y exceso de sudoración que, en ocasiones, pueden llegar a ser muy intensos.

Si se utiliza a temperaturas extremadamente frías, el aire acondicionado produce sequedad ambiental. Cuando entra en las vías respiratorias, el aire frío y poco húmedo irrita las mucosas, provocando diferentes grados de inflamación y dando lugar a problemas respiratorios como rinitis, faringitis, amigdalitis, laringitis y bronquitis, según la zona afectada. Además, el sistema inmunitario sufre una disminución de las defensas ocasionando un mayor número de infecciones virales o bacterianas.

Por otro lado, el aire acondicionado es un verdadero aspersor de hongos, bacterias y virus, que se acentúa cuando existe un mal mantenimiento de los dispositivos. Las afecciones más frecuentes causadas por estos agentes patógenos pasan desde la gripe y resfriados, a un empeoramiento de episodios de asma, bronquitis, faringitis y afonía. Los hongos que tienen más presencia son los de género Aspergillus, que causan rinitis alérgica y neumonía, y la bacteria de la legionella, que puede provocar una neumonía muy grave.

Eva Maroto, fisioterapeuta respiratoria y Leonor Pérez, periodista sanitario.
Revisión: Mag. Hernán Díaz. Periodista Sanitario. Director de Comunicación de FUNDADEPS. Docente del Experto en Comunicación Social y Salud (Universidad Complutense)

Publicado originalmente en Salud en familia

¿Quieres colaborar con la Fundación Lovexair?