29 Mar
  • By LovexairAdministrador
  • Cause in

¿Cómo llevar una vida activa si tengo una enfermedad respiratoria?

Es fundamental que todas las personas llevemos una vida activa, pero en el caso de los pacientes respiratorios esta importancia es aún mayor controlando la disnea que presentan, porque el volverse inactivo aumenta la debilidad de los pacientes y la sensación de ahogo, entrando en un círculo vicioso del que es complicado salir.

Beneficios del ejercicio en pacientes respiratorios

Llevar una vida físicamente activa y realizar ejercicio de manera frecuente tiene muchos beneficios en nuestro organismo. En el caso de las personas con patologías respiratorias esto no va a ser menos. Los beneficios más importantes, en este caso, son:

¿Cómo tiene que respirar un paciente respiratorio cuando hace una actividad física?

Lo ideal sería combinar la respiración abdominal con la respiración con labios fruncidos, con ello conseguiremos introducir más cantidad de aire en nuestros pulmones y las vías aéreas permanecerán abiertas más tiempo, facilitándose así el vaciado de los mismos. Para aprender cómo hacerlo es aconsejable que te pongas en mano de fisioterapeutas respiratorios aunque aquí te dejamos un enlace a un vídeo para que vayas practicando https://youtu.be/mpBsemGwCLY.

Estructura de un programa de ejercicio físico ideal

El programa de ejercicio ideal tendría la siguiente estructura:

1.Ejercicios de calentamiento: 5’. Es la misma actividad física que vayamos a realizar pero con intensidad creciente. Por ejemplo, si decidimos salir a caminar por un parque cercano a nuestra casa el ir andando hasta allí a ritmo creciente puede ser el calentamiento.

2.Ejercicio cardiorrespiratorio o aeróbico: 30’ a intensidad moderada. SI seguimos con nuestro ejemplo tendríamos que andar durante 30’ a una intensidad moderada medida por al “Escala de Borg de percepción del esfuerzo con el ejercicio”.  Con ella se valora la intensidad a la que creemos que estamos trabajando, independientemente de la sensación de disnea o de la fatiga de las piernas, siendo el nivel óptimo los niveles 3 y 4.

3.Ejercicios de enfriamiento o vuelta a la calma. 5’ a intensidad decreciente y ejercicios de estiramiento. Continuando con nuestro ejemplo sería la vuelta a casa andando desde el parque, a ritmo decreciente junto con estiramientos al llegar a casa.

4.Ejercicios de fortalecimiento muscular generales. Se realizarán con mancuernas o bandas de resistencia, 3 veces a la semana y con 10-20 repeticiones de cada uno de los ejercicios. Antes de hacerlos habría que realizar tabla de calentamiento general y estiramientos al finalizar.

¿Siempre es seguro hacer ejercicio?

No siempre es seguro, por ello tenga en cuenta las siguientes indicaciones.

Oxígeno y ejercicio, ¿son compatibles?

La pauta de oxigeno varía de unos pacientes a otros, unos lo tienen sólo para dormir, otros para hacer ejercicio, otros durante casi todo el día… por ello tienes que conocer cuál es tu caso. Si eres de los que lo necesita para hacer ejercicio tu médico te habrá dicho a qué flujo lo tienes que poner, ten en cuenta que suele ser diferente al que tengas en reposo, porque las necesidades de nuestro cuerpo son distintas. Si no conoces este valor no hagas ejercicio sin consultarlo antes.

Para salir a la calle precisarás de un dispositivo portátil de oxígeno que tiene que prescribirte tu médico. Si no dispones de él pero quieres hacer ejercicio fuera de casa consúltale para que te oriente en cómo conseguirlo.

Recuerda que NUNCA debes de ajustar el flujo de oxígeno por tu cuenta si el médico no te lo ha dicho.

¿Cómo puedo engancharme a la vida activa?

Para conseguir “engancharse” a la vida activa te aconsejamos que:

-Elijas el tipo de ejercicio que más te guste
-Lo practiques, si es posible, en compañía, pero marcando tú el ritmo.
-Registres la actividad que realizas anotando cómo te has sentido haciéndola (Enlace a nuestra plantilla de registro de ejercicio incluida en guía salud pulmonar)
-No te quedes con dudas, pregunta todas tus inquietudes y así aumentará tu confianza. Nuestros fisioterapeutas respiratorios estarán encantados de orientarte si nos escribes a cuentanos@lovexair.com.

Y recuerda,  ¡Engánchate a una vida activa y respirarás mejor!

Eva Maroto, Fundación Lovexair,
Artículo para Eroski Consumer (link al artículo)